Estudios científicos sobre la cetona de frambuesa

El principal estudio que existe sobre los efectos adelgazantes de la cetona de frambuesa lo llevó a cabo un grupo de científicos japoneses en 2005 y los resultados fueron publicados en la revista Life Sciencies. En concreto, los científicos Chie Morimoto; Yurie Satoh;  Mariko Hara; Shintaro Inoue;  Takahiro Tsujita y  Hiromichi Okuda, (2005) publicaron el estudio “Anti-obese action of raspberry ketone” (acción antiobesidad de la cetona de frambuesa) en el número 77 de Life Sciences (pag. 194–204). El experimento consistió en alimentar un grupo de ratas durante seis semanas con productos ricos en grasas. Después, en las siguientes cinco semanas, las ratas siguieron siendo alimentadas con los mismos productos y en la misma cantidad, pero a la dieta se le introdujo cetona de frambuesa. Los resultados revelaron que la introducción de la cetona de frambuesa había permitido revertir parte del peso ganado con la aplicación de la dieta alta en grasas. Los científicos concluyeron, además, que la cetona de frambusa parecía también ser un buen protector contra la acumulación de grasa en el hígado.,

Hay otro estudio de 2010 en el que otro grupo de investigadores realizó estudios de los efectos de la cetona de frambuesa en las células de grasa. Publicado en 21010, el estudio aseguraba que las raspberry ketones ayudaban a activar la adiponectiba (la hormona que regula el metabolismo de las grasas).

 

Opina

*


*