¿Es peligrosa la cetona de frambuesa?

No. La cetona de frambuesa está clasificada como un producto generalmente seguro.  La Administración de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos (FDA por su siglas en inglés), que es el departamento encargado de vigilar que los productos sean seguros,  considera la cetona de frambuesa desde 1965 como un producto GRAS (Generally Recognized As Safe), es decir, Generalmente reconocido como seguro. Antes del boom del raspberry ketone, ya se venía usando la cetona de frambuesa como aditivo en productos cosméticos fundamentalmente, no con efectos adelgazantes, lógicamente, sino aromáticos, en muy pequeñas cantidades. En todo caso, hay que seguir las indicaciones sanitarias de consumo y ante cualquier duda, consultar con el dietista o médico.

Debe vigilarse, como comentábamos en otros artículos, que la composición final del producto empaquetado no tenga elementos extraños. Aparte de la cetona de frambuesa, es normal que en la mezcla final haya otros elementos como el mango africano, el té verde, el acai y el guaraná, pero no debería tener efedrina u otros compuestos químicos. Debe ser un producto 100% natural. Ante las dudas, debe consultarse que los elementos que introducen estén declarados como seguros en Europa o en la propia FDA estadounidense, aunque la clasificación de los productos no es la misma según los países.

Opina

*


*